Desvarío

La locura la amenazaba todo el tiempo, un buen día, esta se le escapó de las manos, atravesándole una oreja y luego clavándosele en el rostro, por ello ha preferido el manicomio donde puede matarse mil veces. Desde entonces, contempla su muerte en cada ocaso y renueva su resurrección al amanecer.

MarySol

”En el manicomio los suicidas pueden matarse mil veces”. Krisma Mancía

      La columna rota, de Frida Kahlo, un autorretrato de 1944.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: